“LUCHO BARRIOS: NACIDO PARA EL BOLERO-IDOLO DE SIEMPRE”

“AMOR DE POBRE”

LUIS BARRIOS ROJAS, conocido artisticamente como LUCHO BARRIOS, el bien denominado ÍDOLO DE SIEMPRE, nació el 22 de abril de 1935 en el Puerto del Callao, Provincia Constitucional del Peru, y falleció el 5 de mayo de 2.010 en Lima, Peru como consecuencia de un infarto, lo que se constituyó en un gigantesco suceso que enlutó al pueblo peruano cuando se enteraron que su eterno idolo se habia marchado a reunirse con Dios. Dueño de un rico caudal musical de aproximadamente 150 álbumes y la bicoca de más de 1.000 canciones grabadas. Es una importante e indiscutible referencia obligada cuando se habla del bolero en su mas rancia acepción, como representante legitimo de ese maravilloso, mágico, romántico y sentimental genero musical universal, ya que este “IDOLO DE SIEMPRE” ha dedicado su carrera artística a interpretarlo escogiendo composiciones de varios países de América Latina, utilizando ese estilo tan propio e inigualable, con una exquisita forma y sentimiento de decir la música romántica implícita en el bolero de una manera sublime, que ya se ha convertido en emblemática y ha escrito una historia musical inigualable, dejando para la posteridad todo su arte con una humildad que raya en lo increíble, por lo que su fuerza interpretativa se ha convertido en un icono universal, en una grandiosa fuente de inspiración que debe guiar a las nuevas generaciones, sirviendo de ejemplo para quienes pretendan abrazar tan difícil y compleja carrera. Este genial cantante de origen peruano, pero perteneciente a todo el universo humano amante del bolero, es igualmente conocido como MISTER MARABU en Perú, calificativo nacido precisamente de uno de los boleros  que se popularizó con su especial interpretación. También se le denomino “EL AMO DE BOLERO en Ecuador, donde existe una muy copiosa, grandiosa y asombrosa predilección por sus temas. Por otra parte, LUCHO BARRIOS es conocido en Chile como el REY DE LOS CEBOLLEROS, porque sus temas hacen llorar a todos los asiduos parroquianos a los bares y cantinas donde se colocan y escuchan sus bellas, sensibles, sentidas y muy elocuentes melodías. Se le considera como un cantante a la altura de Alci Acosta en Colombia, Gilberto Monroig en Puerto Rico, Felipe Pirela en Venezuela, Olimpo Cárdenas en Ecuador, Hugo Romani en Argentina,  Gregorio Barrios en España, Ñico Menbiela en Cuba, Fernando Fernandez en México, Alberto Beltran en Republica Dominicana, Altemar Dutra en Brasil. Es decir, que conforma de esta manera una élite muy especial y calificada de cantantes románticos hispanos parlantes de primer orden, por lo que su importancia como interprete del bolero se eleva a la enecima potencia y representa la mas pura, profunda y sentimental expresion de la cancion romantica. Como definitivamente tiene un lugar dentro de la cuspide de los grandes cantantes de boleros y conocemos su predileccion en America por sus interpretaciones, siendo ya un inmortal de ese genero que habla del amor y de todo lo que se deriva de ese grandioso sentimiento, siendo, ademas, un verdadero cultor de la cultura msical de su pais y de todos los pueblos de habla hispana, le presentamos a nuestros queridos amigos su arte para que a través de su escrutinio valoren lo que significa en toda su dimensión musical. Introito: EL BLOG DEL BOLERO: OSWALDO PAEZ. Sigue leyendo

“AIRES ROMANTICOS ECUATORIANOS: GENERO MUSICAL UNIVERSAL PARA EL MUNDO”

“NUESTRO JURAMENTO”

Aunque se trata de una experiencia particularmente personal, no obstante consideramos pertinentes hacerlos participe de tan grato momento, principalmente porque dentro del agradable acontecimiento estaba implícita la música, en grado superlativo la música romántica, la esencia y naturaleza de nuestro blog, relacionada, ademas, con el mas grande cantante que ha nacido en Ecuador: En uno de nuestros tantos viajes, que realizamos periódicamente por razones estrictamente técnicas laborales, dado que estuvimos instalando e implementando programas computarizados de ultima generación en la preciosa y agradable ciudad de Quito, capital de ese bello país como lo es Ecuador, al que debemos visitar sistemáticamente desde USA, -donde se encuentra la casa matriz a la que le dispensamos nuestros servicios como profesionales académicos en la materia que nos han encomendado desarrollar, por motivos eminentemente técnicos profesionales, y en un momento de descanso, que utilizamos para disfrutar de un sano esparcimiento dentro de nuestras arduas labores diarias, tuvimos la dicha de ser invitados por el amigo  y colaborador en los menesteres que representa nuestra estadía en el Ecuador, el señor Lenìn Jiménez, y por sugerencia de su señor padre, quien conoce de nuestra debilidad por los boleros, nos llevo a un sitio un tanto típico y por demás peculiar por lo emblemático que representa todo él en general. En un principio no llegamos a entender toda su forma de construcción y su estructura en general en el momento que estuvimos dentro del recinto, ya que aparentemente no comprendíamos si se trataba de un gran Restaurante o de un complejo de varios establecimientos en un una sola edificación, dada la complejidad de las formas arquitectónicas con la que nos encontramos, que servía de complemento, entre otros, a un aposento de características muy peculiares para la delicia de la gran cantidad de público que se daba cita en el lugareño sitio pletórico de una alegría contagiante. La realidad es que disfrutamos de una velada muy placentera, amena e inolvidable, donde nos dispensaron una atención maravillosa, con un trato sùper agradable y familiar, haciéndonos degustar de excelentes y exquisitos manjares y libar espirituosas bebidas, gracias a la gran calidad de anfitriones de quienes están al frente de ese agradable establecimiento, a quienes le brota la amabilidad y la delicada atención para con los comensales.Todo ello aderezado en forma muy particular, altamente sentimental, especialmente romántica y definitiva y calurosamente sentida, como fue estar acompañados de una profunda, espiritual, sensible y efectivamente estupenda y bella música, que nos transportó por momentos pretéritos de muy grata evocación e indudable añoranza. En el centro histórico de Quito, que por cierto es una de las áreas coloniales más hermosas que hemos visto en nuestros viajes, es donde se encuentra precisamente el Restaurante Café/Mirador Vista Hermosa, al que hicimos referencia anteriormente. Introito: EL BLOG DEL BOLERO: OSWALDO PAEZ. Sigue leyendo