“FERNANDO VALADES: UN CANTOR CON UNA BELLEZA ESPIRITUAL UNICA”

“POR QUE NO HE DE LLORAR”


Don FERNANDO VALADES LEJARZA, fue un meritorio, capaz e enjundioso personaje maravillosamente delicado por su conformación artística, derivada de un delicado y critico padecimiento físico surgido como consecuencia de un error, de una equivocación en la preparación y suministro de un alimento cuando apenas era un bebé.   Finamente educado,culturalmente bien formado y, por añadidura, exquisito y grandioso poeta y cantor, que mas que cantar musitaba, susurraba, ya que armoniosamente decía sus bellas, emblemáticas y evocadoras melodías, impregnándolas de un sentimiento grandioso, pocas veces conocido en el ámbito artístico universal, que fácilmente llegaban a lo más recóndito y profundo del ser humano. FERNANDO VALADES, como artísticamente se le conoció, nació un día primero de abril de 1920, en el bello puerto de Mazatlán, Sinaloa, México, en el seno de una familia de distinguidos y cultos intelectuales mexicanos, contando entre sus ascendientes y descendientes a escritores y periodistas de fama, todos de apellido Valadéz. Fue el cuarto de cinco hijos del matrimonio formado por don Carlos G. Valadés y doña Esther Lejarza de Valadés. Su familia era de alcurnia, acaudalada y culta, por lo que creció en un ambiente de selecta cultura y refinada educación intelectual, musical y poética. Por sus venas corría sangre de poeta (su padre lo era, aunque no tuvo la oportunidad de publicar ninguna de sus obras porque murió muy joven, apenas a los 29 años), lo que influyó en su posterior talento para la composición poética y musical. Esta pequeña introducción la tomamos de, a quien le damos nuestras mas expresivas gracias por tan hermosa forma de presentación. Al respecto continua exponiendo que cuando nuestro personaje era pequeño, una sirvienta de su casa, endulzó un biberón con polvo matahormigas, confundiéndole con azúcar, lo cual afectó al pequeño Fernando, causándole tremendos y graves problemas de salud, que aunque se logró salvarle la vida, le dejaron secuelas de inmovilidad en sus piernas. Se casó con Lucila Valdéz Tirado, una joven bellísima con la cual procreó catorce hijos. Este extraordinario e inmortal artista es como una especie de versión de don Agustín Lara, dada la similitud en sus rasgos, en la forma de tocar el piano, en el contenido y sentido de las letras de sus composiciones y la manera de interpretarlas, sin que esta apreciación muy personal nuestra pueda interpretarse mas allá de una simple forma de reflejar lo que este grandioso cantante y compositor ha llegado a representar artística y culturalmente dentro del pentagrama musical mexicano y universal, es simplemente tratar de ubicar sus dimensiones como artista dentro de lo que se produjo o nació durante su época  Fue marido y padre ejemplar y al saber a su esposa enferma y desahuciada, se hunde en la más profunda y peligrosa depresión y muere de un infarto en diciembre de 1979, pues el dolor que lo embargaba fue superior a sus fuerzas física, ya de por si delicada por las limitaciones con las que tenia que vivir. Se Recuerda de manera especial y como muy emblemática la belleza de su voz y su magistral ejecución del piano en el bellísimo, hermosisimo y reconocido bolero que compuso cuando su querida madre, doña Esther Lejarza de Valadés, falleció, al que le puso como titulo “PORQUÉ NO HE DE LLORAR”, donde queda plenamente reflejado todos los rasgos que rodearon a este inolvidable e irrepetible artista, que es precisamente el bolero que encabeza este pequeño, sentido y merecido homenaje que le hacemos para rendirle tributo a quien dejó para la posteridad una obra imperecedera y fiel referencia de lo que es ser verdaderamente un artista, un cantante, un compositor en toda la extensión de tales calificativos. Rogamos a nuestros ilustres visitantes que a la hora de emitir sus opiniones al someter a nuestro personaje al escrutinio del que debe ser objeto, que tengan muy en consideración el sentido de las composiciones que surgieron de su fina pluma, el sentimiento que le impuso a cada una de sus interpretaciones y a lo delicado y sentimental forma de llegarle a sus admiradores. Introito: EL BLOG DELBOLERO: OSWALDO PAEZ. Sigue leyendo

Anuncios