“CHABUCA GRANDA: LA VOZ DEL PERU”

“LA FLOR DE LA CANELA”

Chabuca Granda solía afirmar, haciendo uso de su natural y magnifica vena de poeta innata y  como forma de reafirmar sus orígenes y el orgullo que sentía por su tierra chica, que: “Nací en los Andes, a 4.800 mts. sobre el nivel del mar, en las Cotabambas Aurarias, provincia de Cochasaywas, asiento minero del Progreso, en el departamento de Apurímac en el Perú. Allí nací, entre vetas de oro, amor y sacrificio… Soy, pues, hermana soberbia y orgullosa de los cóndores; nací tan alto que solía lavarme la cara con las estrellas”. Tan bellas, sublimes y significativas expresiones nos demuestran palpablemente la conformación de la personalidad de esta insigne e inmortal intérprete peruana, quien con su esplendido arte recorrió el mundo poniendo muy en alto su pabellón nacional y sirviendo de ejemplo a todos los que de una u otra forma la admiraron. Específicamente fueron muchos los grandes intérpretes contemporáneos los que tomaron como forma de rendirle tributo a ella y al Perú cantar los éxitos de esta excelsa artista e ilustre intelectual originaria de un pueblo que siempre la quiso entrañablemente. Con su arte supo darle un cambio a las expresiones musicales de su país para engrandecerlas y colocarlas al mismo nivel de lo que en aquellos tiempos se interpretaba. Con ello demostró la estatura artística, literaria e intelectuales de sus cualidades y la formación sólida recibida para prácticamente adelantarse a su época, enfatizando culturalmente lo que escogió como su profesión y haciendo uso de su basta formación literaria en aras de transformar una forma tradicional de decir la música. Esta seria, más o menos, una muy cerrada síntesis de lo que representó esta grandiosa artista en el pentagrama musical universal. Introito: El Blog del Bolero.

“FINA ESTAMPA”

Chabuca Granda Perú Pese a estar identificada con la ciudad de Lima, María Isabel “Chabuca” Granda Larco nació en septiembre de 1920 en una zona de minas de cobre ubicada en el departamento peruano de Apurímac. Aunque cantaba desde niña, su carrera como cantautora se inició tras su divorcio, que provocó un escándalo en la sociedad limeña de aquel entonces. Pese a estar identificada con la ciudad de Lima, María Isabel “Chabuca” Granda Larco nació en septiembre de 1920 en una zona de minas de cobre ubicada en el departamento peruano de Apurímac. Aunque cantaba desde niña, su carrera como cantautora se inició tras su divorcio, que provocó un escándalo en la sociedad limeña de aquel entonces. El primer período de su producción creativa fue netamente evocativo y pintoresco; Chabuca le cantó a la Lima antigua señorial de fines del 1800. A esta etapa pertenecen los clásicos “Lima de veras”, “La flor de la canela”, “Fina estampa”, “Gracia”, “José Antonio” y “Zeñó Manué”, entre otros.

“BELLO DURMIENTE”

Por aquel entonces, Chabuca rompió la estructura rítmica convencional del vals, y sus melodías. Su producción también revelaba una estrecha relación entre letra y melodía, que fue variando con el tiempo hacia una tendencia poética cada vez más sintética.  Con el paso del tiempo, Chabuca modificó incluso las estructuras de la poesía convencional. A esta última etapa pertenece un ciclo de canciones dedicadas a la chilena Violeta Parra y a Javier Heraud, poeta peruano muerto en la revolución de Velasco Alvarado. En sus últimos años, Chabuca Granda interpretó un repertorio ligado al renacimiento de la música negra afro-peruana que, a pesar de haber estado presente a nivel popular, había sido denostado por razones sociales y raciales. Manejó con maestría “negra” el abanico de ritmos que han enriquecido por años la música popular peruana.

“JOSE ANTONIO”

En 1983, Chabuca murió por una disfunción cardiaca en una clínica de los Estados Unidos. Su voz y su vasta creación se extendieron más allá de las fronteras de su país, recreadas también por intérpretes de todo el mundo que han visto en sus obras una fina y sensible expresión de la música del Perú. Fuente: Estación Tierra: http://www.estaciontierra.com/artistas/artista.php?id=184 En otra semblanza publicada en la red encontramos lo siguiente: María Isabel Granda y Larco (Cotabambas, Perú, 1920Miami, Estados Unidos, 1983), más conocida como Chabuca Granda, fue una cantautora y folclorista peruana. Creó e interpretó un gran número de valses criollos y ritmos afro-peruanos. Su tema más conocido en el mundo es “La flor de la canela”. Isabel “Chabuca ” Granda nació el 3 de septiembre de 1920, en un asentamiento minero de oro, llamado Cochasayhuay en Progreso Grau Apurimac, cerca de la provincia de Abancay, ubicada en la región de Apurímac.

“GALLO “CAMARON””

Esta artista peruana comienza a cantar a los 12 años de edad, y forma parte del coro del elitista Colegio Sophianum de Lima por su voz de soprano. Una operación le produjo la voz grave con la que se dio a conocer. Formó parte del conjunto Luz y Sombra junto con Soledad Mujica. Su despliegue personal como cantautora se inicia luego de su divorcio, que fue visto como un escándalo para la sociedad limeña de aquella época. El primer período de su producción creativa es netamente evocativo y pintoresco; “Chabuca” -–este es el nombre con el que se hizo llamar -– le canta a la Lima antigua, señorial, de comienzos de 1900.

“EL PUENTECITO”

Es la ciudad que ella conoció a través de su padre don Eduardo Granda San Bartolomé, la del barrio del Barranco, de grandes casonas afrancesadas, con inmensos portales y jardines de invierno. A esta etapa pertenecen “Lima de veras”, “La flor de la canela”, “Fina estampa”, “Gracia”, “José Antonio”, “Puente de los suspiros”, “Zeñó Manué” y muchas otras. Ella rompe la estructura rítmica convencional del vals peruano, y sus melodías, de tesitura muy amplia, alternaron el nuevo lenguaje que propuso con el de los antiguos valses de salón. Su producción también revela una estrecha relación entre letra y melodía, que fue variando con el tiempo hacia una tendencia poética cada vez más sintética. Más adelante, Chabuca quebrantó incluso las estructuras de la poesía convencional, y el ritmo de las canciones seguirá los pasos de esa evasión de las rimas, consonancias y métricas dadas.

“PUENTE DE LOS SUSPIROS”

A este última etapa pertenece un ciclo de canciones dedicadas a la chilena Violeta Parra y a Javier Heraud, poeta peruano asesinado en 1963. En sus últimos años, Chabuca Granda interpretó un repertorio ligado al renacimiento de la música afroperuana que, a pesar de haber estado presente en el país, había sido denostada por razones sociales. Manejó con maestría “negra” el abanico de ritmos que enriquecieron la música popular peruana y su poesía tomó el sesgo de la acuarela, el trazo sintético y sugerente de colores y sensaciones. Su voz y su vasta obra se extendieron más allá de las fronteras de su país. Sus letras han sido cantadas también por intérpretes de todo el mundo, que han visto en sus composiciones una fina y sensible expresión de la música del Perú. Falleció por una isquemia cardíaca en una clínica de Miami, Estados Unidos, el 8 de marzo de 1983. Fuente: Wikipedia. En un muy bello trabajo publicado en ENPAZZ.COM, consideramos muchos màs personalizado y apegado a los principios que conformaron a esta gran artista peruana, procedemos a insertarlo en esta pàgina conforme al texto siguiente: Chabuca Granda nació un 3 de setiembre de 1920, luego sería trasladada a Lima para iniciar sus estudios escolares.

“ZEÑO MANUE”

Ésta se convertiría en la ciudad de sus amores y, sobre todo, de su inspiración. La pequeña María Isabel Granda y Larco, la de ese entonces, debió crecer entre lecciones de piano e historias de la Lima de 1800 que se esfumaba, entre reminiscencias de un pasado grandioso que terminaba de derrumbarse después de la Belle Epoque; cuando Lima no soñaba ser la ciudad mestiza que es hoy. Las leyendas de mujeres con saya y manto negro debieron ser parte de su mundo infantil y, seguramente, se mezclaron en los recuerdos de la cantante y futura compositora con sus deberes escolares en el colegio León de Andrade y el Sagrado Corazón “Chalet” de Chorrillos. Fue, durante su infancia, hija amorosa y hermana comprensiva y solidaria. Entre casonas barranquinas e historias del ayer, entre el Puente de Palo del Rímac y el de los Suspiros en Barranco, fue creciendo Chabuca; quien desde muy pequeña mostró sus aptitudes musicales.

“CARDO O CENIZA”

De hecho, no solo aprendió a tocar piano muy joven, sino que pudo ser una extraordinaria soprano infantil, salvo por una operación que le arrebató ese futuro para intercambiárselo por la voz ronca que todos conocemos hoy. ¿Quién puede olvidar sus versiones de “José Antonio”, de “La Flor de la Canela”? Tenía apenas doce años y su futuro ya estaba marcado, aunque a esa edad uno nunca lo sabe. Y mientras las piezas del destino se armaban – llevándola luego a representar la música peruana -, ella exploraba otras vertientes de sus múltiples talentos: montaba piezas teatrales y practicaba deportes; al mismo tiempo que crecía hasta volverse una hermosa mujer, con un gran sentido del humor y una particular generosidad. Pronto llegaría el matrimonio: con tan solo veintidós años, el 13 de mayo de 1943, Chabuca Granda se casó con Enrique Fuller Da Costa, piloto de la Fuerza Aérea del Perú.

“POBRE VOZ”

Las exigencias del trabajo de su esposo y la llegada al mundo de sus tres hijos -Eduardo, Carlos y Teresa- no cambiaron sus intereses, aunque sí m …….. Siempre estuvo rodeada de poesía y poetas como Reynaldo Naranjo, Manuel Scorza o César Calvo, con quien compuso varias canciones, entre ellas “María Landó”.El inicio de una nueva etapa. El matrimonio llegaría a su fin. De vuelta en casa de sus padres, Chabuca se ocupó de dirigir personalmente la educación de sus hijos. Mientras tanto, consiguió diversas ocupaciones como consultora de belleza y asesora de modas, pequeños trabajos rentables que ocuparon parte de su tiempo. En la misma época, volvió a explorar sus habilidades musicales: con veintiocho años, comenzó a escribir y componer en privado, volcando en sus canciones lo más íntimo de sí misma y de su mundo interior. Poco a poco, la calidad de sus canciones se hizo más y más evidente, y su talento pasó a formar parte de los comentarios de los entendidos en la materia.

“ALFONSINA Y EL MAR”

Chabuca escribía durante sus ratos libres. Lo hacía durante la noche, pensando en las personas que se le habían grabado en la mente durante el día, quizás en sus recuerdos de infancia, en esa Lima del imaginario colectivo de inicios del siglo XX. Probablemente tarareaba nuevas melodías mientras esperaba a aquellas mujeres que acudían a Helena Rubinstein a pedirle consejos de belleza, sin imaginarse que tenían al frente a la compositora que escribiría en 1950 el segundo himno nacional, “La Flor de la Canela”, que posteriormente sería traducida y grabada en más de treinta idiomas, haciéndose universalmente conocida.Las vertientes de la producción musical de Chabuca. A partir de ese reencuentro con su talento, la unión entre Chabuca Granda y la música peruana nunca más se disolvería. Durante su vida, ella tuvo varias etapas de exploración, preocupándose del correcto uso del idioma castellano. Así, no solamente compuso valses de la Lima señorial como “Fina Estampa”, canción dedicada a su padre, o “Lima de Veras”; sino que compuso canciones dedicadas a diversos personajes que la habían impactado, como Violeta Parra, compositora chilena; Javier Heraud, poeta peruano que fue muerto acribillado en el Ucayali; Mauro Mina, nuestro gran boxeador; Mocha Graña, entre otros.

“CHIQUILIN DE BACHIN”

Durante la última etapa de su producción musical se dedicó a explorar y popularizar la música negra del Perú, y es ahí donde forma “La Tarimba Negra” con Félix Casaverde en la guitarra, Eusebio Cirio “Pititi” en la percusión; y Carlos Soto de la Colina “Caitro” en el cajón. Pero la vida le jugó una mala pasada: luego de haber superado un cáncer de tiroides que la atacó cuando tenía tan solo 37 años, en 1980 la compositora descubrió que padecía de una seria afección cardiaca; sin embargo, tan grande era su espíritu y energía que Chabuca siguió casi hasta el fin. Un 8 de marzo de 1983, la mítica y gran compositora peruana Chabuca Granda nos dejó a la edad de 62 años, quedando para la posteridad un valiosísimo legado musical que es parte vital de nuestra cultura y nos enorgullece como peruanos.

“UN BARCO CIEGO”

Durante la última etapa de su producción musical se dedicó a explorar y popularizar la música negra del Perú, y es ahí donde forma “La Tarimba Negra” con Félix Casaverde en la guitarra, Eusebio Cirio “Pititi” en la percusión; y Carlos Soto de la Colina “Caitro” en el cajón. Pero la vida le jugó una mala pasada: luego de haber superado un cáncer de tiroides que la atacó cuando tenía tan solo 37 años, en 1980 la compositora descubrió que padecía de una seria afección cardiaca; sin embargo, tan grande era su espíritu y energía que Chabuca siguió casi hasta el fin. Un 8 de marzo de 1983, la mítica y gran compositora peruana Chabuca Granda nos dejó a la edad de 62 años, quedando para la posteridad un valiosísimo legado musical que es parte vital de nuestra cultura y nos enorgullece como peruanos. Fuente: http://enpazz.com/consulta_semblanza.php?nombre=Maria_Isabel_Chabuca_Granda_Larco&id_semblanza=18&id_pag=5

“LAS FLORES BUENAS”


Anuncios

3 thoughts on ““CHABUCA GRANDA: LA VOZ DEL PERU”

  1. Pingback: “CHABUCA GRANDA: LA VOZ DEL PERU”

  2. Hola amigos, primero que nada agradecerles su maravilloso envio de cariño. amistad y música. Deseo que entiendan, mis palabras, en un mundo que se hace más frio. Siempre he admirado las creaciones del Perú. Hubo una gran poetisa, muy amiga de nuestra Gabriela Mistral. En este momento no recuerdo el nombre de ella,como sea, me ha dejado una impresión imborrable de de que en el mundo, Los países de América, sómos un sólo corazón. Me fascina Chabuca Grande, su voz,como un túnel del tiempo, me lleva a la Lima de 1600, a la Lima colonial, con sus calles empedradas, sus catedrales, sus mercados, los aromas de flores y mercancias, los deliciosos ceviches de la inigualable cocina peruana. Sería incontable proseguir. Un abrazo Inmenso, amigos queridos del Perú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s