“ALFREDO KRAUS: EL ARTE DE UN MAESTRO”

“TE QUIERO DIJISTE”


Realizar un trabajo sobre uno de los más grandes tenores líricos de la historia, sobre todo en lo que respecta al siglo XX, es realizar un esfuerzo titanico, pero tenemos que rendirnos ante la evidencia de que también interpretó clásicos temas románticos populares, por lo que, como se ha hecho con otros grandes del bel canto, consideramos que no estamos irrespetando la trayectoria artística de este grandioso personaje de la historia musical española, al incluirlo en un segmento donde se le rinde culto a la música romántica popular para brindarle este pequeño reconocimiento, lo que construimos de la siguiente forma: Alfredo Kraus Trujillo: naciò en Las Palmas de Gran Canaria, España,el  24 de noviembre de 1927 y falleciò en Madrid, España, el 10 de septiembre de 1999. Fue un cantante (tenor) y profesor de canto, español, de madre española y padre austriaco. Es considerado uno de los mejores tenores líricos ligeros de la segunda mitad del siglo XX. Su personaje más conocido fue Werther de la ópera homónima de Jules Massenet.

“NOCHE DE RONDA”


Kraus inició sus estudios musicales con lecciones de piano a los cuatro años de edad, y cantando en el coro de la escuela a los ocho. Debutó internacionalmente en el Teatro Real de El Cairo en 1956 con el papel del Duque de Mantua en la ópera Rigoletto de Verdi y con el papel de Mario Caravadossi en la ópera Tosca, de Puccini. Dos años después, el 27 de marzo de 1958, en el Teatro Nacional de São Carlos de Lisboa se presenta junto a Maria Callas, en una legendaria producción de la ópera La Traviata que fue grabada. Siguieron debuts en Londres en 1959 (Lucia di Lammermoor), Milán en 1960 (La sonnambula), Chicago en 1962 y New York en 1966 (Rigoletto). En 1959 protagoniza la película Gayarre dando vida al tenor navarro dirigida por Domingo Viladonat. Kraus también fue un destacado intérprete de zarzuela con grandes éxitos como en “La tabernera del puerto“. Recibió el Premio Canarias de Bellas Artes e Interpretación en 1985, y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1991. La crítica internacional y el público más entendido y exigente han considerado a Alfredo Kraus como uno de los mejores tenores líricos del mundo y el más grande belcantista de su generación. Fue un aplaudido intérprete de Óperas como La Traviata, Lucia di Lammermoor, La Sonnambula, La Fille du Regiment, Werther, Romeo et Juliette, Rigoletto, Lucrezia Borgia, El Barbero de Sevilla, Les Contes d’Hoffmann, I Puritani…

“EL DIA QUE ME QUIERAS”


En sus últimos años se dedicó a la docencia, junto con los maestros Suso Mariátegui y Edelmiro Arnaltes. Fue maestro de jóvenes intérpretes como el tenor venezolano Aquiles Machado, el tenor italiano Giuseppe Filianoti y el tenor griego Mario Frangoulis. Finalmente y como honor inédito en la historia de un artista vivo, el auditorio de su ciudad natal, se llamó Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria. Falleció en 1999, a los 71 años. Honores recibidos: Gran Cruz de la Orden de Alfonso X El Sabio – Encomienda de número de la Orden de Isabel La Católica – Medalla de Oro de la Bellas Artes – Comendatore de la República Italiana – Verdi de Oro de Parma – Premio Metropolitan Opera House de Nueva Cork – Bellini de Oro de Catania – Comendadeur de L’Ordre des Arts et des Lettres de Francia – Premio Canarias de la Bellas Artes – Premio de la Academia Francesa del Disco- Medalla de Oro del Gran Teatro del Liceo de Barcelona- Premio Unico Tito Schipa de Leche (Italia) – Fiorino de Oro de Florencia – Kammersänger de Viena – Premio Enrico Caruso de Italia – Chavalier del’Ordre National de la Legión d’Honneur de la República Francesa – Premio Príncipe de Asturias de las Bellas Artes (España) – Medalla de la Royal Opera House de Londres – Miembro de Honor de la Opera del Estado de Austria – Medalla de la Gran Orden del Mérito Militar con Distintivo Blanco (concedida por SS.MM. el Rey Don Juan Carlos I de España) – Gran Cruz de Honor de las Ciencias y las Artes de Austria – Premio Donizzetti de Bérgamo. Libros sobre Alfredo Kraus: Alfredo Kraus: Desde mis recuerdos. Eduardo Lucas (2007) (ISBN 978-84-96806-04-7). Alfredo Kraus: confidencias para una leyenda. Conversaciones con Francis Lacombrade. (2000) (ISBN 978-84-8103-147-8). ´´ALFREDO KRAUS: EL ARTE DE UN MAESTRO´´ Nino Dentici Burgoa (1992) (ISBN 84-243-2999-6). Fuente: Wikipedia.

“AQUELLOS OJOS VERDES”


La noticia del fallecimiento de Alfredo Kraus no es, por esperada, menos dramática para el mundo del teatro lírico y para la música en general. En los medios de comunicación del mundo entero, las más diversas personalidades han rivalizado en celebrar los méritos del gran tenor español. Y se han recordado las fechas más importantes de su carrera, las representaciones más significativas, sus grandes momentos artísticos. Personalmente, quisiera sumarme a estos homenajes, pero de un modo muy distinto; de una manera más íntima y afectiva. Porque he seguido la carrera del gran cantante, con admiración creciente, desde los comienzos hasta el final de sus días. Mi primera noticia de la existencia del tenor, Alfredo Kraus fue una inolvidable representación de Doña Francisquita, en el Teatro de la Zarzuela de Madrid. Y casi inmediatamente en La Coruña, unos meses después, en la Plaza de María Pita. Era el año 1956. El tenor tenía por consiguiente veintinueve años (y yo, diecisiete). Antonio Fernández Cid realizó una crítica excepcional en el diario “ABC”, tanto para la puesta en escena de Tamayo como para la base orquestal y el conjunto de las voces, entre las que destacaba la de un joven tenor, Alfredo Kraus, a quien dedicaba extraordinarios elogios y auguraba una brillante carrera.

“AMAPOLA”


Con ello demostraba una vez más el prestigioso crítico gallego su extraordinaria intuición musical. Recuerdo igualmente el entusiasmo de mi padre, tanto por ver dignificada de aquel modo la zarzuela como por escuchar a un tenor con la voz perfectamente trabajada y cantando con el más irreprochable estilo belcantista. Era la misma línea de elegancia y buen gusto en la que él mismo , y otros muchos miembros de la familia habíamos educado la voz: en la Escuela de Canto de Bibiana Pérez, la célebre “Perecita”, una de las más grandes sopranos líricas que pasaron por el Teatro Real, y que se estableció en La Coruña tras casarse con el tenor Varela. Por aquella Escuela de Canto, que después del fallecimiento de Bibiana continuó su hija, Carmen, pasaron muchos coruñeses que aprendieron la técnica vocal en las más puras fuentes del belcantismo. Ello explica porqué el público de La Coruña era -y es- tan entendido en el arte del Canto y porqué, desde el primer momento que lo escuchó, adoptó a Kraus como su cantante favorito. Hay una anécdota de los años sesenta que revela esta especialísima relación de la ciudad con el cantante.

“JURAME”


En cierta oportunidad, estando, como era habitual, el secretario de Amigos de la Ópera, Luis Iglesias de Souza, en las taquillas del Teatro Colón, unos aficionados solicitaron localidades de esta sorprendente manera: “Deme dos para Kraus”. Luis Iglesias les preguntó para qué ópera las querían (ya que cuando el cantante participaba en la temporada de ópera coruñesa solía intervenir en más de una representación), a lo que los aficionados contestaron que les daba exactamente igual siempre que cantase el gran tenor español. Es verdad que esta inmediata identificación de la calidad del cantante tuvo algunas excepciones, si no en la ciudad herculina, sí al menos en alguna población de los alrededores. Alfredo Kraus, como muchos jóvenes de la época, participó en uno de aquellos campamentos que organizaban las instituciones oficiales del régimen. Para un muchacho grancanario tenía que ser una oportunidad casi única de conocer Galicia. Así que se vino al campamento de verano de Gandarío, situado en una maravillosa playa de la vecina población de Sada. Como recordaba en una entrevista que yo mismo le hice en París, en 1994, era el primer viaje que realizaba en su vida.

“GRANADA”


Cuando concluyó el tiempo de estancia en el campamento, se celebró un acto de fin de curso con asistencia de las primeras autoridades locales (el alcalde, el párroco, el ayudante de Marina…) Cada uno de los jóvenes hizo gala de sus habilidades y Kraus, naturalmente, cantó. Tras escucharle, uno de aquellos próceres (no diré cuál), haciendo alarde de un asombroso don de profecía, comentó con sus vecinos: “Desde luego, este muchacho no se va a ganar la vida con el canto”. Kraus recordaba muy bien su estancia en Gandarío, aunque al parecer la anécdota no llegó a sus oídos. Tal vez fue mejor así. Hubiera sido terrible que las premonitorias palabras de aquel integrante de las “fuerzas vivas” sadenses le hubieran descorazonado: el cantante Alfredo Kraus, uno de los grandes tenores del siglo XX, nunca hubiera existido. Yo escuché la anécdota de labios de Luis Iglesias de Souza, aunque es muy probable que la divulgase José Balboa, quien dirigía el mencionado campamento de Gandarío, como recordaba el propio Kraus en la entrevista de París.

“VALENCIA”


Curiosamente, se volvieron a encontrar al cabo de los años: Balboa era miembro del coro que intervenía en la ópera coruñesa: la Coral Polifónica “El Eco”. Sea como fuere, el hecho es que La Coruña puede tener a gala el haber sido una de las primeras ciudades españolas -si no la primera- en confiar responsabilidades protagónicas, dentro de una temporada de ópera, al tenor, Alfredo Kraus. Entre 1959 y 1970, Kraus cantó en cinco festivales un total de diez títulos: Rigoletto (dos veces), El barbero de Sevilla, Traviata, Fausto, Pescadores de perlas (dos veces), Puritanos, Elixir de amor y La Favorita. Si exceptuamos las dos óperas de Massenet (Werther y Manon) casi todos los grandes papeles que hicieron de Alfredo Kraus el primer tenor lírico de su generación. No es una manifestación hiperbólica y gratuita; no lo digo yo, lo dice Celletti. El Duque de Mantua es uno de esos “personajes aristocráticos” que, junto con Almaviva, Alfredo, Des Grieux o Werther, tan bien convenían a la elegancia y presencia escénica de Alfredo Kraus. Así lo afirmaba el mencionado Celletti.

“PRINCESITA”


Su primer Rigoletto coruñés fue en 1959 (dentro del séptimo festival); con él actuaba su gran amigo y mentor, en sus comienzos, Antonio Campó. Por cierto que este cantante coruñés, que había sido un gran bajo-barítono, había cambiado de cuerda y cantó nada menos que la parte del bufón, tal vez el papel más difícil que puede abordar un barítono. Ocupó el foso el gran director, Franco Patané. Si, como dijo en la mencionada entrevista de París, La Coruña fue para Kraus “como un primer amor”, la ciudad le correspondió de inmediato con un enamoramiento a primera vista y definitivo, para siempre. Lo recuerdo, claro está, ¿cómo no recordarlo? Fue inolvidable. En especial, la difícil aria “Ella mi fù rapita”; aunque, naturalmente, el arrebato popular llegó con “La donna è mobile”, que hubo de ser bisada. El siguiente Rigoletto de Kraus en La Coruña se representó en 1961, con un espléndido reparto: Renata Ongaro, el bajo Paolo Washimgton, y el barítono Piero Capuccilli, que habría de realizar posteriormente una gran carrera como cantante. Kraus revalidó y aun superó su éxito de dos años antes.

“ESTRELLITA”


En 1959 cantó con Ausensi y Conchita Balparda un extraordinario Barbero. Almaviva es otro de los personajes que convenían especialmente a las cualidades vocales y escénicas de Alfredo Kraus. En 1960, hizo una maravillosa Traviata con Antonio Campó y Conchita Balparda. Ese mismo año, ocurrió la maravilla del Fausto. En esta ocasión, se cantó en italiano; Kraus no había abordado todavía el repertorio francés que habría de darle éxitos tan extraordinarios. En plena aria -“Salve, dimòra casta e pura”- se fue la luz. Pero no pasó absolutamente nada: los músicos siguieron tocando y Kraus continuó imperturbable. El escenario recuperó pronto su luminosidad y el tenor nos ofreció uno de esos raros momentos mágicos en que todo un teatro permanece como en éxtasis escuchando la interpretación de una música. Su bellísimo canto sostenido y “legato”, su fraseo maravilloso y por añadidura su espléndido agudo -perfecto, exacto y especialmente difícil pues en italiano recae sobre la segunda sílaba de la palabra “fanciulla” y la “u” es la vocal de colocación más comprometida para la voz de tenor- le hicieron acreedor a una de las mayores aclamaciones que se escucharon nunca en el Teatro Colón coruñés. Krauss volvió en 1961 -por tercera vez consecutiva- a la novena Temporada de Ópera de la ciudad herculina. Cantó unos Pescadores de perlas inolvidables con Capuccilli y Renata Ongara, y completó su estancia coruñesa con el Rigoletto ya comentado. Transcurrieron después tres años sin la presencia del tenor español entre nosotros. Retornó en 1964, para el décimosegundo festival, y cantó Puritanos y Elixir de amor.

“ALFONSINA Y EL MAR”


Como es bien sabido, la obra de Bellini exige del cantante un registro sobreagudo inhabitual. Kraus, en aquellos primeros años de su carrera, resolvía con una asombrosa facilidad estas dificultades, insuperables para otros cantantes que incluso llegan a transportar hasta un tono bajo las arias de mayor compromiso. No obstante, Kraus consideraba “inhumana” la partitura de Puritanos, y de hecho fue la única ópera que borró de su repertorio. Por entonces, su “cachet” subía año tras año. Y llegó un momento en que comenzó a resultar prohibitivo, aun para los Amigos de la Ópera de La Coruña, a quienes el cantante hacía un precio especial. En 1965 actuó dentro del XIII Festival; pero no en una representación lírica sino en un recital con aquella célebre -y fantasmagórica- Orquesta Sinfónica de Madrid, bajo la experta dirección de Manno Wolf Ferrari, un director “todo terreno”. El recital constaba de dos partes, cada una de las cuales se abría con una página orquestal: la obertura de La forza del destino y el intermedio de Cavallería rusticana.

“SIEMPRE EN MI CORAZÓN”


El tenor interpretó las siguientes arias: Il mio tesoro, del Don Juan; “Una vergine”, de La Favorita; “Ah, non mi ridestar!” (todavía en italiano), de una de las óperas que le habrían de dar mayor celebridad, el Werther; aria y cabaletta de La traviata; “Spirto gentil”, de La Favorita; “Salve, dimora casta e pura”, de Fausto (también en italiano); “Dispar vision”, de Manon; y el Lamento de Federico, de La Arlesiana. El concierto constituyó un éxito extraordinario; pero el público coruñés lamentaba que “su” tenor no participase en el Festival de aquel año de un modo más activo. Habrían de transcurrir cinco largos años para que Alfredo Kraus volviese a la temporada de Ópera de La Coruña. Fue en 1970, dentro del XVIII Festival y el gran tenor, ahora archiconsagrado, se despidió prácticamente del público coruñés con unos maravillosos Pescadores de perlas y una inolvidable Favorita. A partir de ahí, seguíamos los éxitos de la carrera internacional de Alfredo Kraus, le escuchábamos en disco y añorábamos los tiempos en que el cantante era un asiduo de nuestra modesta temporada de ópera, que evidentemente languideció, entrando en un período de franca decadencia. En la tantas veces mencionada entrevista de París, Kraus se mostró muy preocupado por el estado de la ópera en La Coruña y expresó su deseo de hacer algo para reactivarla.

“QUE TRISTE DESPERTAR”


Estoy convencido de que, si su estado de salud se lo permitió, habrá seguido con gran interés los espléndidos montajes operísticos realizados este año dentro del II Festival Mozart. Kraus fue ante todo un cantante inteligente y tuvo muy claro desde el principio que su patrimonio más importante era la voz y que, en consecuencia, había que cuidarla para que durase lo más posible. Es la misma idea que expresaba Caruso -espero que no me falle la memoria en la atribución de la anécdota- cuando decía que él “no cantaba con el capital sino con los intereses”. Así que el gran tenor español dio carácter sagrado a sus vacaciones (lo que, al parecer, le creó problemas con el director Herbert von Karajan), mantuvo un nivel de representaciones bastante por debajo de lo habitual entre sus colegas -a pesar de las demandas de todos los teatros del mundo- e incluso planteó deliberadamente algunos viajes en medios de transporte lentos (el barco, por ejemplo) a fin de dar reposo a su garganta.

“CANTO A CANARIAS”


De este modo pudo llegar a una edad avanzada con sus facultades casi intactas; realmente, hasta que murió su esposa y comenzaron los síntomas de la enfermedad que le llevó a la tumba. Pero el reposo, aunque importante, no basta para explicar este fenómeno que fue bastante común en los cantantes de otros tiempos. (Mi padre recordaba a Bibiana Pérez, con ochenta años, explicando en clase a una alumna la colocación de un agudo y dando un si natural espléndido, timbrado, bellísimo, que dejó estupefactos a quienes se hallaban presentes). Además de la lentitud en los desplazamientos (por los medios de transporte que existían en aquella época, había algo muy importante: la técnica vocal, ese cantar sin violencia, sin esfuerzo, porque las notas se sitúan con naturalidad en el lugar adecuado. Kraus lo ha repetido una y otra vez: no es tanto el tener una bella voz como la constancia, el trabajo, el estudio. Por desgracia, ello exige sacrificios y demoras que muchos jóvenes de hoy no están dispuestos a asumir, y así podemos observar muchas voces que tienen un fugaz momento de esplendor y luego desaparecen. Durante sus últimos años, se centró en el repertorio francés. Especialmente en Massenet: Manon y Werther. En la primavera de 1994, cantó esta última obra en la Opéra Comique, la famosa Salle Favart, de París.

“LA PARTIDA”


Yo me hallaba por entonces en la capital de Francia, a donde me había desplazado cinco años antes por motivos profesionales, y donde desempeñé funciones de corresponsal de la Revista “Scherzo” y del diario “La Voz de Galicia”. Envié una crítica a la revista musical y una entrevista al periódico. Kraus tuvo la gentileza de recibirme pocas horas antes de una de las funciones de su Werther. Estuvo particularmente amable y allí en París comentamos muchas cosas de otros tiempos: recuerdos, amigos comunes, anécdotas. Fue un momento encantador e inolvidable. Pero lo que fue también inolvidable y además seguramente irrepetible fue su Werther. Se hallaba en la cúspide de su carrera. Su voz no había perdido un ápice de su brillo, de su tersura, la igualdad absoluta de los registros, la tremenda “squilla” de su agudo poderoso y lleno. Acaso era un poco más oscura, tal vez se había ensanchado un poco en el centro y se habían coloreado algo más los graves… Si Kraus pudo abarcar en sus comienzos el repertorio lírico-ligero, y, en todo caso, fue siempre un tenor lírico, ahora podíamos conceptuarlo como un lírico spinto. Una voz menos juvenil, más madura, capaz de expresar una visión interior, introspectiva del personaje de Goethe, que el artista componía sobre la escena con una singular concentración expresiva. En suma: Kraus era Werther.

“LA GOLONDRINA”


La compenetración que había llegado a alcanzar con la psicología del desventurado joven lo alejaba de las versiones lacrimógenas, desmedidas o histriónicas que podemos contemplar a veces sobre las tablas. Gesto elegante, parco, profunda emotividad que se controla, desoladora tristeza que se calla. Así entendía Kraus a un personaje que, como el mismo cantante decía: “Lleva la muerte consigo”. Tal vez todo ello, unido a su maravillosa línea de canto, a su capacidad para la regulación dinámica, a su fraseo exquisito y a su dicción impecable del idioma explique por qué el público francés se rindió ante Kraus. Por qué un crítico llegó a escribir: “Hoy se ha estrenado Werther en París”. Por qué se produjo una emoción tan intensa en la Opéra Comique tras su célebre aria “Ah, non me reveillez!” (ahora sí, cantada en lengua francesa). Por qué las aclamaciones duraron muchos minutos con los asistentes puestos en pie. Por qué hubo de bisarla. Por qué, justo delante de mí, un espectador, visiblemente emocionado, sólo acertaba a manifestar su agradecimiento al cantante: “Merci, merci!”, gritaba repetidas veces…Pocos meses después, en diciembre del mismo año, tuve la suerte de poder escuchar a Alfredo Kraus en el auditorio del Palacio de Congresos de La Coruña. Un recital, con la Orquesta Sinfónica de Galicia dirigida por José Collado. El cantante dosificó sus intervenciones -tres arias en cada parte-, combinándolas con las actuaciones de la orquesta, de un modo muy inteligente: “Tombe de gli avi miei”, de Lucia de Lamermoor, “Che gélida manina”, de La bohème, Lamento de Federico, de La arlesiana, escena en Saint-Sulpice, de Manon, “Ah, lève-toi, soleil”, de Romeo y Julieta, y la célebre aria de Werther. Eso sí, el programa hubo de ser ampliado por dos veces: “La donna è mobile”, de Rigoletto y la célebre romanza de Leandro, de La tabernera del puerto. Fue un gran concierto.

“MORUCHA”


Se agotaron las mil ochocientas localidades del auditorio y el éxito resultó extraordinario. Lo que no sabíamos los coruñeses era que, para nosotros, aquel recital significaba la despedida del cantante cuyo primer amor había sido nuestra ciudad Gracias. Nuestras condolencias para la familia Kraus y para todos los amantes de la música. Fuente: Julio Andrade Malde. http://www.fundacionjoseguillermocarrillo.com/sitio/musclakraus.php. En una reseña publicada sobre el fallecimiento de este grandioso tenor español se dejò asentado: Ha muerto uno de los mejores tenores de España Alfredo Kraus, uno de los tenores y maestros líricos de zarzuela y ópera más destacados ha muerto en Madrid el 10 de Septiembre, a los 71 años, después de una larga enfermedad. Correctamente aclamado como el mejor tenor español de su generación, Kraus era bien conocido por su estilo elegante y sofisticado. Él fue capaz de combinar cantar aparentemente sin esfuerzo con rigurosa atención a la técnica musical y detalles y ser uno de los pocos tenores que se mantuvo en la escena hasta los últimos días de su vida. En 1992, a la edad de 64 años, Kraus interpretó el papel de Nemorino en L’elisir d’amore de Donizetti en el Covent Garden de Londres. Cuatro años más tarde, en 1996, emprendió una gira internacional extensa para conmemorar sus 40 años de carrera.

“AQUELLA TARDE”


Los críticos han comentado que su facilidad de cantar, su elegante expresión y su tono brillante eran propios de un hombre joven. Hijo de un austriaco nacionalizado español, Alfredo Kraus nació en Las Palmas, Islas Canarias, el 24 de Septiembre de 1927. A la edad de cuatro años comenzó sus clases de piano, pero en sus primeros años se dedicó a estudios convencionales. Después de completar su educación secundaria estudió ingeniería industrial, pero poco después de graduarse, Kraus comenzó a concentrarse más y más en el canto, estudiándolo en Barcelona, Madrid y más tarde en Italia. Kraus era por naturaleza un perfeccionista y al principio no se consideraba suficientemente apto para salir a escena. Esto cambió cuando conoció a Mercedes Llopart en Milán, Italia, y comenzó a tomar clases con ella. Llopart era una soprano muy popular en Italia y España en los años 20 y 30 quien animó a Kraus y le enseñó música y canto durante los primeros años de su carrera. Kraus hizo su debut operático interpretando en papel del Duque de Mantúa en Rigoletto de Verdi en El Cairo en enero de 1956. Seguidamente, interpretó La Traviata en Venecia, Turín y Londres y en 1958 hizo su primera aparición en Roma y Lisboa. En 1959 actuó en Barcelona y Turín con Los Pescadores de Perlas, y en Lisboa con Lucia de Lammermor y en 1959 – 60 interpretó La Sonnambula de Vincenzo Bellini en la Escala de Milán.

“MARCHITA EL ALMA”


Kraus rápidamente alcanzó la categoría de tenor mundial. Actuó en una película basada en la vida de Gayarre, representando al famoso tenor navarro. Después actuó frecuentemente en los teatros más prestigiosos del mundo cantando con Maria Callas, Joan Sutherland y otras sopranos mundialmente renombradas. Quizás el papel más famoso y preferido por él mismo fue Werther, de Jules Massenet. Kraus también grabó muchos discos de zarzuela durante su carrera. La zarzuela está basada en las historias y el folklore de las regiones de España y es un género musical español que se desarrolló en los primeros años del siglo 17 y que fue compuesto inicialmente para superar la resistencia local a la ópera tradicional. La zarzuela abarca una gran extensión de estilo musical. Algunas Zarzuelas son como una comedia musical, como La Montería, El Santo la Isidra. Otras, como Doña Francisquita, El Caserío, se asemejan más a la ópera. Mientras se han compuesto miles de Zarzuelas, las grabaciones más famosas son las del director Ataúlfo Argenta, el tenor Carlos Munguía y el barítono Manuel Ausensi, entre los años 1930 y 1940.

“CORAZÓN, CORAZÓN”


Kraus contribuyó a difundir y popularizar ampliamente este género entre una nueva generación. Algunas de sus grabaciones son Doña Francisquita y La Tavernera del Puerto. La voz de Kraus no era potente comparada con otros tenores y rehusó dedicarse a los extravagantes arranques de virtuosismo espontáneo que esperaba parte del público latino. En su lugar, desarrolló un carácter refinado y de tono templado para su canto. Un crítico afirmó que Kraus “no tenía igual en inteligencia, en musicalidad y ‘línea’, ese alto misterio del arte que esconde el arte sin ninguna sospecha de ardid.” La aparición de Kraus como estrella operática sucedió en un tiempo en que había una peculiar escasez de tenores en España y en el mundo. Pero a pesar de esa escasez, ese período produjo algunos de los más destacados tenores de este siglo, como Giuseppe Diestefano, Mario del Mónaco, Franco Corelli y Mario Lanza. Kraus no sólo se encuentra entre esos famosos, recibiendo innumerables condecoraciones de Francia, Italia y España, sino que su carrera de más de cuarenta años está caracterizada por una gran oposición a cualquier adulteración o vulgarización de la ópera que se hiciera bajo el pretexto de adquirir amplia popularidad. Según Kraus dijo a un periodista: “Cuando se empieza a cantar hay que hacer una elección y decidir si uno quiere servir a la música y estar en la cima de su arte o ser un tenor popular.

“AY, AY, AY”


Yo quiero ser recordado por el público que comprende la ópera, que aprecia el belcanto, la gente que tiene más sensibilidad.” Los dos últimos años de la vida de Kraus estuvieron ensombrecidos por la muerte de su esposa en 1997, lo cual le afectó tan profundamente que dejó de cantar durante ocho meses. Orgulloso y con gran voluntad, finalmente volvió a los escenarios y a dar lecciones, comentando: “No tengo ánimos para cantar pero debo hacerlo porque, en un sentido, es una señal de que he superado la tragedia. Cantar es una forma de admitir que estoy vivo.” El funeral de Kraus fue celebrado la semana pasada en el elegante Teatro Real de Madrid y atendido por cientos de cantantes, músicos, amigos y oficiales del gobierno. Le sobreviven tres hijas y un hijo. Fuente: Juan Martínez. 23 Septiembre 1999. http://www.wsws.org/es/articles/1999/nov1999/krau-s23.shtml+

“SIBONEY”

Anuncios

19 thoughts on ““ALFREDO KRAUS: EL ARTE DE UN MAESTRO”

  1. Don Oswaldo: No sabe la alegría que me proporciona este nuevo y amplisimo apartado creado por “El Blog del Bolero”
    a la memoria de nuestro inolvidable Maestro Alfredo Kraus.
    Le agradezco en forma personal y en nombre de todos los krausianos diseminados por el mundo este magnífico trabajo de difusión de su arte. Una vida entera dedicada al canto y al estudio de la voz humana en sus formas mas perfectas y en cumplimiento de su deseo de enseñar y de quelo recuerden por su sensibilidad, lo que lo llevó a las más grandes interpretaciones de ópera y el “bel canto”.
    Quienes quieran escucharlo más, quedan formalmente invitados a nuestro blog Kraus/La Coctelera “El tenor”, donde nuestro amigo Werther ha realizado un exhaustivo trabajo de recopilación y estudio de su vida artística y de su hermosísimo ejemplo de humanidad. Escribo allì como Victoria Kraus que es mi seudónimo. Mil gracias y los esperamos con los brazos abiertos.
    Victoria Aldunate desde Chile.

    • Apreciada amiga a la distancia, señora VICTORIA ALDUNATE, quien escribe desde ese precioso país. como lo es Chile, como siempre sea bienvenida a nuestro blog. Sus agradecimientos, por el hecho de haberle rendido un modesto y merecido homenaje al gran maestro Alfredo Kraus, es nuestra mejor recompensa y lo que nos motiva a continuar con esta tarea a pesar del egoísmo que se ha generalizado contra este blog. Le digo esto porque de un tiempo a esta parte cada vez que publicamos alguno de los videos que aparecen en YouTube para complementar la página del artista correspondiente, los “dueños” de los mismos, y decimos “dueños” entre comillas, porque ellos hacen uso del artista sin ninguna autorización y sin embargo no tienen la menor consideración para con nosotros y nos borran los videos, basados en argumentaciones pueriles, sin sentido y sin ninguna justificación racional. No obstante, como hemos recibido el apoyo de infinidad de visitantes (ya el blog cuenta con más de 320 páginas), quienes nos han alentado porque este segmento ya se convirtió prácticamente en una suerte de punto de información para los amantes de la musica romantica, proseguimos haciendo lo que nos propusimos y en cada oportunidad en que suceda este contratiempo reconstruiremos la página con nuevos videos o canciones y así sucesivamente. Como nos ofrece ub blob especialmente dedicado al gran maestro Alfredo Kraus, le agradeceremos nos facilite el link para ponerlo en la portada de nuestro blog. Le hacemos este requerimiento porque no hemos podido entrar al blog por usted amablemente señalado. Por lo pronto reciba, como siempre, nuestros saludos con la mayor consideración y estima. Atentamente: Oswaldo Paez

  2. Estimado amigo OSWALDO:De nuevo un gran acierto aunado al ciento que ya tiene el BLOG DEL BOLERO al incluir al gran ALFREDO quien para mi gusto (recuerde que yo no se de musica)es dueño de un precioso tono de voz y de una gran tecnica ademas es un cantante que trasmite en sus canciones mucho sentimiento no como otros grandes tenores que no sienten lo que cantan y por mucha voz y mucha escuela no nos hacen vibrar y emocionarse. BIENVENIDO ALFREDO AL LADO DEL GRAN GENARO SALINAS EL TENOR DE LA VOZ DE ORO,DE DN.JORGE NEGRETE,MOJICA,ORTIZ TIRADO,ARVIZU,URCELAY,AVENDAÑO Y QUE VENGAN MAS DE ESTE KILATAJE SALUDOS DESDE ESTA HERMOZA PERLA DE OCCIDENTE GUADALAJARA JALISCO MEXICO

    • Kraus, el grande entre los grandes. Zarzuelas, operas, operetas y…!!los boleros!! me gusta principalmente Jurame. Extraordinario!!

      Soy canario y como tal un gran admirador y seguidor de A Kraus.

      Un saludomuy cordial y que siga….

    • Apreciado y consecuente amigo a la distancia, don Alejandro
      Bermudez, quien gentilmente nos escribe desde Guadalajara, Jalisco, México, para nosotros constituye un verdadero placer contar siempre con su agradable visita y con sus acertados comentarios. Nos sentimos mas que alagado que hayamos contribuido con su entusiasmo al colocar el segmento que le dedicamos al gran maestro Alfredo Kraus, a quien usted pondera de una forma muy especial con palabras que adjetivan claramente la clase de cantante que fue ese grandioso e inmortal tenor español. Muchísimas gracias nuevamente y reciba, como siempre, nuestro fervoroso saludo con la mayor consideración y estima. Atentamente: Oswaldo Paez

  3. Me alegra muchísimo, ver el amplio artículo, que en su momento, dedicó mi amigo Julio Andrade, paisano mio de La Coruña, a nuestro admirado Alfredo Kraus. Es cierto, que en nuestra ciudad, tuvimos la inmensa suerte de disfrutar de su arte, en diversas ocasiones. Yo, por mi edad, lo escuche en La Coruña, en sus ultimas intervenciones, que fueron el recital de 1968, Los pescadores de perlas, La Favorita del año 1970, y el concierto de 1994. Todas ellas fueron de una perfección absoluta. No había una nota fuera de su lugar; siempre la voz, absolutamente timbrada, y una afinación extraordinaria. Pero sobre todo, su forma de cantar; su sensibilidad, su dulzura en los “pianos”, su maravilloso registro agudo. En fín, todo lo que le hizo, convertirse en un tenor para la leyenda. Un ejemplo para las nuevas generaciones de cantantes, y un continuo aprendizaje, para los que todavía, tratamos de conservar la voz. Dificilmente, volveremos a escuchar en un teatro, tanta calidad en un intérprete. Y solo decir, que Kraus, no ha muerto, esta muy vivo, en los que lo admiramos, y tuvimos la dicha de disfrutar de su amistad.

    • Estimado señor don Enrique Paz Escudero, quien suponemos escribe desde La Coruña (A Coruña), bienvenido a nuestro blog y muchísimas gracias por su gentil y nostálgica intervención en el mismo. Es placentero que le haya gustado el artículo que transcribimos surgido de la pluma de su amigo don Julio Andrade, el que escogimos por considerarlo que verdaderamente contenía una pequeña biografía del inmortal Alfredo Kraus, por lo que consideramos que quien mejor que un amigo podía contar la historia de quien fue uno de los màs grandes tenores líricos que ha dado España. Sus palabras denotan la gran admiración que le profeso a ese inmenso cantante español, como lo es el maestro Alfredo Kraus, convertido en una leyenda y en ejemplo de las nuevas generaciones, como bien usted lo asienta. Para nosotros constituye un gran honor que este humilde trabajo haya despertado en usted toda esa grandisima evocación de momentos sublimes, felices y placenteros que pasó en su juventud y posteriormente, disfrutando de las actuaciones del inmortal maestro Alfredo Kraus. Máxime cuando contó con la dicha de haber podido disfrutar de la mistad de ese portentoso artista que ha quedado para la posteridad como ductor de los nuevos valores que se levantan para abrazar el bel canto o la música romántica. Gracias nuevamente y reciba nuestro fervoroso saludo con la mayor consideración y estima. Atentamente: Oswaldo Paez

  4. Don Oswaldo y queridos amigos:

    El próximo 10 de Septiembre se cumplen 10 años ya de la partida de Alfredo! Nosotros, los krausianos, no lo olvidamos ni un solo día!

    El krausismo nació apenas a unos días de su muerte. Su técnica era infalible, su sensatez extrema, su respeto incorruptible, su tino, su celo artístico y su coherencia se unian a su ascetismo vocal y profesional que son característicos.

    Pintor de melodías a través del fraseo, el matiz y la dinámica, fue un catedrático del repertorio español y latinoamericano, no obstante haber dedicado la mayor parte de su vida a la lírica y el romanticismo.

    Su línea de canto se fue con el, su cordura, su nobleza, su caballerosidad y un culto al arte canoro del pasado únicos e irrepetibles.

    Este 10 de Septiembre estará en nuestro recuerdo emocionado como en vida!

    • Apreciada amiga señora VICTORIA ALDUNATE es placentero tenerla nuevamente por este su blog. Si, el próximo 10 de septiembre se cumplen 10 años de la lamentablemente desaparición física del inmortal Alfredo Kraus, por lo que consideramos propicia la ocasión para, de alguna manera, ponernos de acuerdo para realizar un merecido homenaje en su memoria. Quizás la mejor forma, para un foro al que convergen tantas personas de distintas partes del mundo, es dejar plasmado cada admirador un pensamiento, una expresión, una exposición, que abarque parte de su historia, de su vida, de su forma de cantar, del maestro que fue, de lo que representó para sus paisanos de su tierra chica y para los españoles en general, y así sucesivamente. Esto con la sana intención de que quede plasmado ese día como el nacimiento de lo que cada año deberemos hacer en su memoria en este segmento para que siempre lo recordemos como que si estuviera con nosotros. No obstante es solo una idea, por lo que esperamos aportes sobre el particular para conocer en definitiva cual debería ser la forma de rendirle un merecido homenaje a quien se lo merece por lo que fue, es y será. Muchas gracias nuevamente y reciba, como siempre, nuestro más ferviente saludo con la mayor consideración y estima. Atentamente: Oswaldo Paez

  5. Don Oswaldo Paez, mi apreciado amigo: Este Viernes 10 de julio a las 21:30 horas, hora de España, nuestro comentarista de La Coruña, don ENRIQUE PAZ ESCUDERO, tenor lírico ligero, alumno y amigo personal y familiar de ALFREDO KRAUS durante 27 años, se presentará con su arte en RTV de Galicia, dentro del programa LUAR, con un sentido homenaje a Kraus, cuando se aproxima el Décimo Aniversario de su muerte.
    Tambien actuara MARTA SANCHEZ, ahijada de Kraus e hija de su amigo de siempre, el baritono Antonio Campo, fallecido en 1998. Completara el trio la cellista y cantante lirica ROSA CEDRON, con un programa especial.

    Vidas paralelas unidas por el arte, la amistad y el canto hasta nuestros dias.

    LUAR es un programa muy antiguo en Galicia, dura tres horas. Hay que ajustarse al horario. Yo en Chile lo veo a las 15:30 horas. Las emisiones se graban y aparecen al dia siguiente y ahí permanecen, si no tenemos la suerte de poder verlas a su tiempo.

    Un saludo cordial y una invitaciòn al Blog del Bolero!

    • Estimada y siempre bienvenida amiga Victoria Aldunate hemos tomado debida nota de la valiosa información que nos proporciona. Trataremos de sintonizar a RTV de Galicia, buscando el programa LUAR en la hora correspondiente a nuestro país en el día de hoy, tal y como usted muy amablemente lo sugiere, para oír el homenaje que don ENRIQUE PAZ ESCUDERO, la señorita MARTA SANCHEZ y la cellista y cantante ROSA CEDRON, le brindaran al inmortal ALFREDO KRAUS. Estaremos pendientes de este sentido acontecimiento y luego comentaremos lo que pudimos apreciar. Por lo pronto reciba, como siempre, nuestros afectuosos saludos con la mayor consideración y estima. Atentamente: Oswaldo Paez

  6. Muy apreciado don Oswaldo Páez: El programa de RTV Galicia dura 3 horas, por lo cual dudo de que nuestros queridos amigos de “El Rincón del Bolero” hayan visto el homenaje que se le rindió a Alfredo Kraus. Le cuento que estuvo muy emotivo, se escuchó cantar a Kraus el tango argentino “El Día que Me Quieras” en una pantalla especialmente preparada para la ocasión, canción que fue terminada por su amigo tenor y alumno Enrique Paz y Rosa Cedrón también aportó su dulce y bellisima voz! La estrella pop Marta Sánchez hizo emocionados recuerdos de toda una vida familiar y de su insigne padrino Alfredo Kraus, se mostraron fotografias y fue un encuentro gratísimo con don Enrique Paz, amigos de siempre. Un recuerdo maravilloso de Alfredo Kraus de quienes fueron sus colaboradores, familiares y amigos y con quienes solo pertenecemos a este mundo cibernauta, pero fuimos admiradores de toda la vida del gran tenor canario!
    Martita Sánchez recordó a su padre, el barítono Antonio Campó, quien fue el amigo que se “trajo” a Alfredo de Canarias! Ni más ni menos que antes de 1960! Es difícil imaginar en el tiempo una amistad como esa, extraordinaria!
    Mi gran saludo para usted y “El Rincón del Bolero”. Atentamente, Victoria (Kraus) Aldunate, desde Santiago de Chile.

  7. Sr. Don Oswaldo Paez, he leído con mucha atención sus comentarios y respuestas a distintos interlocutores.
    Ésto ha hecho que me atreva a escribirle y a preguntarle si conoce de A. Kraus otros temas de música americana quizás no tan famosa pero de real valía.Le cito como ejemplo
    “El Gurí”,”Luna de Venezuela”,”Mi sanjuanera”,”Yurumí”, todas del compositor Salvador Ruiz de Luna. Si bien el blog es de boleros, creo puede aceptar los temas que le nombro cantados por tan magnífica Voz y todos compuestos en homenaje a distintos países hispanoamericanos.
    Me motiva un interés muy especial para hacerle esta pregunta.
    Esperando que me conteste, desde ya le digo que hay más piezas cantadas por Kraus a latinoamérica.
    Cordialmente

  8. Mi apreciado amigo don Oswaldo Páez: Junto con saludarle muy atentamente, que ya era hora, paso a invitarle a mi nuevo blog de La Coctelera: “Kraus, el Artista y la Persona” creado por mí en mi afán de divulgar el arte de este Maestro que fue Alfredo Kraus. Ya ha pasado, el 10 de Septiembre, el X Aniversario de la muerte de Alfredo y ha sido evocado y añorado en todo el mundo. Para los krausistas vive todos los días, no es posible el olvido, está junto a nosotros. También escribo como Victoria Kraus en La Coctelera en el blog: “Alfredo Kraus, el Tenor” junto a Werther, que ya lleva varios años.
    Me alegra encontrar en su blog a don Enrique Paz Escudero, quien fuera el primer alumno de Kraus y amigo de la familia hasta su muerte, 27 años! El también es tenor lírico ligero y será uno de mis invitados. Además quisiera saludar cariñosamente a mi amiga Marinela Ruiz de Luna, del Uruguay, hija de Salvador Ruiz de Luna, el autor de tanta música hermosa de Latino América y también española que grabó Kraus! Hay una canción que a mí me gusta mucho, de Salvador Ruiz de Luna, que es “El Gurí” y se puede escuchar en el Blog de Werther y YouTube!
    Mi blog es La Coctelera: “Alfredo Kraus, el Artista y la Persona” y se me ubica por victoriaaldunatehidalgo. Recién estoy empezando, pero los dejo invitado para conocernos y colaborarnos cordialmente. Un abrazo desde Chile! Victoria.

  9. Sr.Enrique Paz Escudero. Ud ha enviado una carta al músico Carlos Traverso,director del Coro de la Universidad de Concepción,Chile(el cual ha tenido la gentileza de remitirla a sus integrantes)donde hace elogios para este organismo difusor del canto coral.Hace mención al terremoto que nos ha efactado el 27-febrero-2010,y hace tambien mención de la Sra Victoria Aldunate Hidalgo(de Santiago) y he visto y leido el blog de Alfredo Kraus,que me ha emocionado profundamente y como miembro del Coro de la UdeC.deseo agradecer sus palabras de aliento por nuestra tragedia y agradecer tambien su gentileza al referirnos al blog homenaje al Sr.Kraus,quien evidentemente vive en el recuerdo como una voz privilegiada y admirable para las generaciones presentes y futuras. Tengo solo palabras de agradecimiento para Ud.Sr.Enrique Paz Escudero por este obsequio tan gentil.

  10. Muy estimado señor Oswaldo Paez. Por intermedio de “El blog del Bolero” deseo manifestar al Sr. José F. Pizarro Castro y a don Carlos Traverso, del Coro de la U. de Concepción, mi mas profundo apoyo a su labor magnífica en nombre de nuestro Chile. Me agradaría sobremanera saber en el futuro las actividades del coro y contribuir a su difusión de alguna manera, aunque sea por los blogs de Alfredo Kraus que nos unen en todo el mundo. Desde Santiago mi saludo solidario a Concepción con fe en que esta pesadilla se supere con la ayuda de Dios y el espíritu de la música.
    Mi email es victoriaaldunatehidalgo@hotmail.com
    Ayer se ha transmitido un espacio en Radio Murcia, La Gramola, un segundo programa en relación a Alfredo Kraus.
    Está a disposición de los krausistas de todo el mundo en

    http://alfredokraus.espacioblog.com/
    y nuestro anfitrión es Gerardo Andrés Gonzalez, de Barcelona, quien ha recopilado en forma completísima obra del Maestro Alfredo Kraus.
    Para los amantes del arte canoro, que sea un bálsamo de música, como para nosotros, en todo momento.
    Mis agradecimientos y saludos muy cordiales, don Oswaldo Paez, desde Santiago de Chile. Atentamente, Victoria.

  11. Me dirijo en esta ocasión a D, José F. Pizarro Castro, y reitero, como no podía ser menos, mi apoyo y condolencias al querido pueblo de Chile, y en concreto a la ciudad de Concepción, que tan profunfdamente ha sufrido las consecuencias de esta terrible catástrofe. Los que amamos la música, creo que tenemos una sensibilidad especial, para lo bueno, y para lo malo, y en esta ocasión, me siento profundamente hermanado, con todos los componentes de ese maravilloso coro, y en mis limitadas posibilidades, les anímo a que continuen creando belleza a traves de sus voces, que es un bien que pueden dar a su pueblo, tan castigado en estas circunstancias. Chile es un gran pais, con maravillosas gentes, y seguro que entre todos, va a volver a ser la gran nación latino americana, que por meritos propios ha sido, y seguirá siendolo. Un abrazo muy cariñoso, para todos.

  12. Todo lo que se ha dicho aquí de Alfredo Kraus, es cierto y es poco. Sin entrar en comparaciones que como tales son antipáticas y excluyentes, lo único que puedo agregar es que era un tenor de una maravillosa y depurada técnica y de una voz inigualable e insuperable. Igualmente debo decir con admiración y respeto, que Alfredo Kraus, al fallecer, dejó de ser canario o español, para convertirse en un luminoso patrimonio cultural de la humanidad. Paz en su tumba. Carlos Afanador y Lozano

  13. Cuando quiero estar en el cielo escucho su voz, le vi y escuche por primera vez a los 15 años y voy a cumplir 70, su voz es para mi alegria y consuelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s