“LES LUTHIERS: AL BOLERO CON HUMOR”

Luego de que se ha apreciado y disfrutado la anterior interpretación, que como aporte humorístico ha sugerido nuestra colaboradora Evelyn Estava, consideramos menester reseñar un poco sobre el fundamento histórico de lo que los “Les Luthiers” emblematizaron con esa riquísima, irónica y sublime actuación: JOHANN SEBASTIAN MASTROPIERO: Es necesario un apartado especial para este célebre personaje que “Les Luthiers” creó en 1968, en el programa televisivo “Todos somos mala gente”. Johann Sebastian Mastropiero es una sátira de los compositores clásicos, tomando los nombres de Johann Sebastian Bach y el apellido de un viejo personaje que inventó Marcos Mundostck llamado Freddy Mastropiero. Este personaje se caracteriza por una vida turbulenta cuya trama se va hilando a lo largo de cada presentación realizada por Marcos Mundstock. Gracias a ellas podemos saber que nació de madre italiana y de padre, que tuvo un hermano gemelo mafioso llamado Harold Mastropiero, que a pesar de sus múltiples relaciones amorosas tuvo durante un tiempo una pareja estable con la condesa de Shortshot, y que con ella tuvo varios hijos cuyos apellidos significan lo mismo que el de su madre en distintos idiomas; que contrató a una gitana de empleada doméstica, y que ella le dejó de ahijado a Azuceno Mastropiero, entre muchas otras situaciones hilarantes.

Ahora más en serio, si es que en este artículo ello se puede, vamos a dejar plasmada un poco de historia de lo que fueron y son los “Les Luthiers”: Es el nombre artístico de un grupo de música de humor compuesto originalmente por cuatro, luego siete y en la actualidad cinco miembros de nacionalidad argentina, que comenzaron a principios de los años sesenta en la ciudad de Buenos Aires. Se caracterizan por ser músicos profesionales y por expresar un humor fresco, elegante y sutil. Tienen como gala el hacer reír con la música pero no de la música, con instrumentos informales creados por ellos mismos a base de materiales de la vida cotidiana. Durante los años sesenta, casi todas las universidades argentinas tenían su propio coro musical, algunos de cuyos componentes adoptaron la costumbre de reunirse fuera de los ensayos con el fin de divertirse un poco preparando bromas musicales que después ellos mismos representarían en los festivales intercorales que tenían lugar a lo largo del curso, a modo de entreacto en tono de humor. En el mes de septiembre de 1965 tuvo lugar el Festival de Coros Universitarios en la ciudad de Tucumán, situada en el noroeste de la República Argentina. Un grupo de jóvenes universitarios presentó un espectáculo de música de humor que habían estado preparando largamente y donde además del montaje en sí presentaban como primicia un conjunto orquestal de instrumentos completamente novedosos, inventados y construidos por ellos mismos con materiales sencillos. Representaron así la parodia de un concierto. El conjunto estaba compuesto por un solista, un pequeño coro y los mencionados instrumentos musicales no convencionales. La obra central del espectáculo se llamaba Cantata Modatón (llamada luego Cantata Laxatòn para evitar problemas con la empresa que producía el conocido laxante “Modatón”). El autor era Gerardo Masana, un estudiante de arquitectura que además era el inventor de casi todos los nuevos instrumentos (junto con el luthier y el músico porteño Carlos Iraldi). La música de esta pieza parodiaba el estilo de las cantatas barrocas y la letra estaba tomada del prospecto del medicamento laxante previamente mencionado. La presentación fue un rotundo éxito y tanto los asistentes como la crítica en periódicos y revistas de música hablaron de originalidad, humor y rigor en la exposición.

Poco después de estos sucesos, los jóvenes recibieron con sorpresa la oferta de un contrato para repetir el espectáculo de Tucumán en una famosa sala vanguardista de Buenos Aires. Se presentaron con el nombre artístico I Musicisti y de nuevo consiguieron un gran éxito. Después fueron llamados por el Instituto Di Tella de Artes, que era el centro de estudios teatrales, musicales y plásticos de más prestigio en la ciudad y reconocido mundialmente. Se decía de este instituto que era el “templo de las vanguardias artísticas”. El espectáculo que representaron aquí se llamó IMYLOH, es decir, “I Musicisti Y Las Óperas Históricas”. De nuevo obtuvieron un gran éxito. En el año 1967 distintas discusiones internas referidas a la retribución para cada músico desembocaron en el fraccionamiento de I Musicisti. Los principales miembros del grupo; Gerardo Masana, Marcos Mundostock, Jorge Daniel Maronna y Daniel Rabinovich siguieron su carrera aparte bajo el definitivo nombre de Les Luthiers, mientras que I Musicisti tardó poco tiempo en naufragar al quedarse sin instrumentos ni escritores principales. Casi al mismo tiempo las composiciones musicales de Les Luthiers empezaron a oírse en las bandas sonoras de algunas obras teatrales y en cortometrajes como Angelito el Secuestrado de Leal Rey. El grupo continuó presentando su espectáculo en teatros y cafès-concert. En 1968 el cuarteto contrató a Carlos Nuñez Cortès (un exMusicisti), como pianista, en 1970 al rosarino Carlos Lopez Puccio, como violinista, y en 1971 a Ernesto Acher, primero para reemplazar a Marcos Mundstock y luego formar parte del plantel del grupo. La televisión también les llamó para que aportaran su arte junto a comediantes y artistas de gran prestigio en el ciclo titulado “Todos somos mala gente” y en el ciclo Los Mejores” donde actuaron ya en recitales exclusivos. Fue una época de temporadas triunfales en la ciudad de Buenos Aires y en Mar de Plata.

Al cabo de nueve años de representaciones en su país empezaron con las giras internacionales. Desde 1977 organizaron un espectáculo nuevo cada dos o tres años. Las primeras giras tuvieron lugar en Uruguay y Venezuela y más tarde llegaría el turno de España. A finales de la década de los años setenta, sus giras llevaron al grupo a la capital de México D. F., que incluyó una presentación en el Palacio de Bellas Artes de esa ciudad. El año 1986 marcó un antes y un después en la historia del grupo. Uno de los motivos fue la inolvidable actuación que tuvo lugar en el mítico Teatro Colón de la ciudad de Buenos Aires y su arribo a Colombia también en su famoso “Teatro Colón”. El 2 de diciembre de 1986, por diferencias internas, Ernesto Archer abandonaría el sexteto. Desde ese entonces los integrantes del grupo pasaron a ser cinco, hasta la actualidad. Los espectáculos mantienen un formato desde 1970: cada uno se divide en obras cómicas. Como una pequeña introducción, antes de cada pieza, Marcos Mundstck suele leer una presentación en donde se describe la obra, o da reseñas de la vida del autor, y tras esta “presentación” el conjunto musical ingresa al escenario e interpreta el tema.

Tanto la introducción como la obra están llenas de humor y guiños que hacen estallar la risa del público. Se han escrito dos libros relacionados con este grupo. El primero de ellos escrito en 1991 por el periodista colombiano Daniuel Samper Pizano, titulado Les Luthiers de la L a la S. El segundo libro, editado en 2004, fue escrito por Sebastián Masana, hijo del fundador del grupo Gerardo Masana y se titula Gerardo Masana y la Fundación de Les Luthiers. En el año 2007, en celebración de su 40.º aniversario, la legislatura de la ciudad de Buenos Aires los declaró, por unanimidad, Ciudadanos Ilustres. Además el gobierno de España otorgó a Les Luthiers la Encomienda Número de la Orden de Isabel la Católica, la mas alta condecoración Española a extranjeros, que confiere a los músicos el tratamiento de Ilustrísimos Señores. El día domingo 18 de noviembre del 2007, Les Luthiers, celebro sus 40º aniversario con un recital al aire libre con entrada libre en la avenida Figueroa Alcorta y La Pampa. (Capital Federal).Previamente, se había suspendido dicho recital por mal clima. Les Luthiers pudo reunir mas de 120.000 espectadores que disfrutaron de su música inigualable. Fuente: En parte Wikipedia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s